Miel de acacia:

La Miel de Acacia se caracteriza por tener un color muy claro, variando entre el transparente y amarillo paja, con un perfume muy ligero y neutro. Posee un sabor dulce suave y muy fino, sin muchos matices; y un aroma floral tenue poco persistente. Por último y como ya hemos comentado, tiene una tendencia muy baja a cristalizar.

Propiedades medicinales:

Mejora la circulación sanguínea: La Miel de Acacia es ideal para mantener una circulación sanguínea normal, debido a que potencia la producción de glóbulos rojos y de plaquetas, contribuyendo así a mejorar el flujo sanguíneo a nivel corporal.

          · Reduce el estreñimiento: Este tipo de miel es excelente para los estómagos sensibles, especialmente para las personas con tránsito perezoso, ya que tiene un ligero efecto laxante y mejora las inflamaciones intestinales.

          · Perfecto endulzante natural para diabéticos: La Miel de Acacia también es idónea para endulzar comidas y bebidas, sobre todo para aquellas personas que estén bajo una dieta restrictiva, que no toleren los azúcares industriales o que padezcan diabetes, gracias a su bajo índice glucémico respecto a otras mieles. El consejo es tomar 1 o 2 cucharadas diarias junto con cualquier alimento rico en fibra como frutos secos y/o pan integral y a continuación hacer cualquier tipio de actividad física, como andar, por ejemplo; así, por una parte, la fibra que aportan los alimentos hace que el azúcar en sangre no se eleve en exceso, y por otra, la actividad justo después, acelera la quema de ese azúcar.

          · Reduce los nervios y la ansiedad: Uno de los beneficios más aclamados de esta miel es su efecto calmante. Es una gran aliada para combatir trastornos nerviosos y de ansiedad, para disminuir el estrés y demás problemas emocionales. Son trastornos muy frecuentes actualmente, por lo que todo lo que pueda contribuir a mejorarlos es conveniente darle el protagonismo que requiere.

          · Disminuye el insomnio: Debido a los efectos calmantes de esta miel, se utiliza también para combatir el insomnio. Es ideal utilizar una o dos cucharadas de Miel de Acacia para endulzar una infusión o un vaso de leche tibia, y tomarlo antes de irse a la cama o bien a mitad noche si nos desvelamos. Muchos estudios científicos avalan su eficacia a la hora de combatir el insomnio.

×

Carrito