Miel de tomillo:

Las abejas comienzan a producir la miel de tomillo con el inicio del verano, a finales del mes de junio, y concluyen su proceso a mediados de julio. Su color es más bien claro tipo ámbar cuando está líquida, pero se oscurece llegando a tonalidades marrones en el momento que se cristaliza. Curiosamente, a esta miel natural le ocurre todo el contrario que a la miel de romero, que cuando cristaliza adquiere un color muy claro.

 

Propiedades medicinales:

 Al igual que el tomillo como planta posee una serie de propiedades medicinales indudables, también la miel de tomillo es una aliada de la salud. Por ejemplo, resulta muy eficiente a la hora de prevenir o curar infecciones de garganta. Además, ayuda a mejorar el sistema digestivo y es muy adecuada para sobrellevar mejor digestiones pesadas.

 

Por si fuera poco, la miel de tomillo también ejerce de reguladora de la tensión arterial y reduce las molestias de dolencias como el asma y la bronquitis. Entre sus propiedades más sorprendentes está la de ayudar a regular la menstruación.

×

Carrito